Enfriador de botellas

Publicado por txk13 el 14/03/2013 Regalos para padres

Un regalo que tu padre agradecerá mucho, sobre todo cuando hay una celebración, es un enfriador de botella.

enfriador de botella

Cuando no ha dado tiempo a que la botella de vino o de cava se enfríe por completo en la nevera, este artilugio la enfría a la velocidad que necesites para servir a tus invitados un vino con una temperatura excelente.

Si está todavía algo caliente de tener la botella en el armario guarda, puede poner la velocidad máxima de enfriamiento, pero si está algo fría y es ya estáis cenando.

Por el precio, no te preocupes, ya que hay diferentes precios según el modelo y según la velocidad a la que enfría; es decir, si quieres uno que enfríe ultrarrápido te costará más, que si buscas uno que enfríe a una velocidad moderada, algo más lenta que el anterior, pero más económico.

Para encontrarlo puedes acudir, o bien a tiendas de bodegas, donde venden vino, cava y botellas de más graduación, o bien a centros comerciales, aunque los modelos allí estarán reducidos.

No lo pienses y regálale a tu padre por el Día del Padre un enfriador de botellas.

Atril para leer

Publicado por txk13 el 12/03/2013 Regalos para padres

Un regalo muy práctico que te agradecerán mucho es un atril para libros o Ipad. Con él, podrá conseguir la comodidad para leer, ya sea en el soporte clásico de papel con un libro o periódico, o en las nuevas tecnologías como el Ipad o el Ebook.

Con el regalo de un atril para leer, tu padre podrá disfrutar de la lectura mientras toma el desayuno, por ejemplo.

Si para el Día del Padre regalas un atril para leer, acertarás seguro.

atril para leer

Encontrarlo no es difícil, ya que en internet muchas web ofrecen la posibilidad de comprarlo, de diferentes formas y colores, además de distintos tamaños ajustables para estar más alto o más bajo en medida de la situación en dónde esté.

Además no solo hay atriles para que se sujete sobre la mesa, sino que también hay otros que suspenden el libro en el aire, como si de un atril de música se tratase para estar en el sofá, o en la cama de tumbado de una forma más que cómoda.